Un trabajo a mi medida

Estos días llevo dándole vueltas a la idea de que he llegado a un momento de mi vida en el que siento que he conseguido tener un trabajo hecho a mi medida.

Un trabajo que se adapta a mis tiempos, a mis capacidades y a mis intereses.

Causalmente” (porque las casualidades ya sabemos que no existen) ayer escuché el último podcast de Jefa de tu vida que se titulaba “Cómo inventé un trabajo a mi medida”. Se trataba de una entrevista a Silvia Moreno, alma mater del proyecto Cenas Adivina, que ha inspirado nuestros Desayunos (almuerzos, cenas…) con talento y que pronto espero conocer en persona.

Ella hablaba de cómo había convertido una cualidad suya, la de ser la perfecta anfitriona, en su trabajo y cómo todos podemos inventarnos un trabajo a medida sacando partido de lo que hacemos bien sin esfuerzo, de forma natural.

Yo, que soy multiapasionada, tenía dificultades para sentirme plena encasillada en una sola cosa: ser fotógrafa. A pesar de que me encanta, soy un ser inquieto por naturaleza y nunca me limito a hacer el trabajo y listo. Siempre intento aportar un algo más a mis clientes y es en esa búsqueda del algo más que me estoy encontrando.

Y es que ¿por qué me voy a limitar a sacar fotos si puedo aportar mucho más a un proyecto? Así que ahora me he lanzado también, como ya les he ido avanzando, a la escritura y (muy pronto, en breve, ya..) podré compartir con ustedes el precioso proyecto en el que estoy metida que tiene ingredientes que me apasionan: fotografía+ historias inspiradoras + viajes + componente humano. Un cóctel explosivo en el que estoy volcando lo mejor de mi misma y que me hace sentirme muy ilusionada.

Pero esta evolución no ha sido repentina. Hay detrás un árduo trabajo de hormiguita perseverante. Y mucho trabajo personal para ayudarme a superar las autolimitaciones y ser capaz de asumir esto y mucho más. En realidad, ya he hecho cosas más difíciles antes, pero parece que se nos olvida lo capaces que somos.

Además, junto con Mara Esteban, seguimos avanzando con nuestro proyecto Desayunos con talento / Sea & Salt Networking (al que ya hemos sumado un almuerzo, una cena, un taller, un club de lectura…), en el que vuelco esa otra cualidad innata de conectar gente y provocar que pasen cosas.

Así que aquí estoy, con varios calderos al fuego cociendo a fuego lento (chup, chup…) y sin perderme mi cita semanal con ustedes, que me sigue ilusionando. Mientras siga siendo así, aquí me tendrán cada viernes.

Y tu ¿qué cosas haces bien de forma natural? ¿crees que podrías convertirlas en una profesión? ¿crees que alguna de estas cualidades podría sumar valor al trabajo que ya realizas?

Gracias por haber llegado hasta aquí. Si te ha gusta este post, regálame un me gusta y si deseas seguir recibiendo mis publicaciones, subscríbete a mi lista y así no te perderás ninguna de mis novedades. ¡Prometo traer siempre un poco de inspiración y luz a tu buzón!

¡Y no te olvides de dejarme un comentario para que sigamos aprendiendo junt@s! (me hace muchísima ilusión)

Y recuerda, ¡la vida es un viaje! Disfrutémosla cada día.

8 comentarios sobre “Un trabajo a mi medida

  1. De pequeña pensaba que no, pero ahora mismo creo que se me dan bien todas las manualidades, muy bien las relacionadas con hilo y aguja (bordar y crochet especialmente) y me encanta hacer muñecas de trapo. También me gusta todo lo relacionado con papelitos, lo que ahora llaman scrapbooking y el lettering (empecé hace un año y me vuelve loca). La creatividad me lleva a estar continuamente curioseando y buscando proyectos nuevos sobre estas aficiones.

    Veo que mucha gente le saca partido a estas aficciones (lo del scrap es un mundo) a través de las redes, pero nunca me he atrevido, se me ocurre el tema de los tutoriales on line de alguna de estas aficiones, pero me disuade mucho la amplia oferta que ya existe.

    Me gusta

    1. Hola Ana,
      Muchas gracias por compartir tu historia.
      Creo que no nos debe detener el que haya mucha otra gente haciendo algo ya, porque cada uno podemos aportar el toque personal que hace que nuestro trabajo sea único.
      Si a mi me hubiera detenido ese miedo, con los millones de fotógrafos que hay en el mundo, estaría aún encerrada entre cuatro paredes haciendo un trabajo que ya no me hacía feliz.
      Así que te animo a que busques lo que puedes aportar tu y a que no te compares con el resto.
      Un abrazo

      Patri

      Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado el artículo y el podcast también, que lo estoy escuchando ahora mismo y teniendo ideas sobre la marcha 🙂
    Muchas suerte son la montaña de proyectos en los que estás metida y esperando escuchar las novedades sobre ellos. ¡Besos y fuerza!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s