Mujeres que hablan

¿Qué pasa cuando juntas a veintiuna mujeres en un mismo lugar y las invitas
a que compartan su historia al calor de una taza de café? Magia.

En estos tiempos de relaciones virtuales, mensajes de whatsapp y de amistades en Facebook, tener momentos de mirarse a los ojos, de escuchar y que te escuchen, no tienen precio.

El pasado miércoles 12 de Junio cumplimos un sueño. Mara Esteban, experta en gestión del talento, llevaba años dándole vueltas a una idea en su cabeza, juntar a mujeres de diferentes perfiles para intercambiar experiencias y crear sinergias, los Desayunos con Talento, y ese día la hicimos realidad.

Pero para llegar a este día tenemos que retroceder unos meses. A finales de Febrero de este año comencé con esta aventura de mi blog. Una de las personas a las que le envié mi primera entrada fue a mi querida amiga Pilar Casaseca y ella me respondió enseguida que tenía que conocer a otra amiga emprendedora, Mara Esteban. Y dicho y hecho quedamos para tomar un café y al minuto nos dimos cuenta de que había química entre nosotras. Ese día me contó acerca de su proyecto y me encantó la idea, porque a mí también me apasiona enlazar a personas, como ya les he contado, y me encanta empoderar a las mujeres.

En nuestro segundo encuentro presencial, porque desde ese día habíamos estado conectadas intercambiándonos apoyo e información, mientras saboreábamos una riquísima taza de chai en el salón de su casa, volvimos a retomar el tema del Desayuno con Talento y le ayudé a que le pusiera fecha y lugar: el 12 de Junio en el salón de su casa. Y ese día la idea se comenzó a materializar. Contactamos con dos amigas
emprendedoras, María Cubillo y Adriana Ramírez de Se te va la olla, para que se ocuparan de prepararnos un delicioso desayuno, y cada una de nosotras puso en marcha su maquinaria y empezamos a difundirlo entre nuestro grupo de mujeres emprendedoras, profesionales, con proyectos entre manos, o con ganas de dar un
salto en su vida. La respuesta no pudo ser mejor. La mayoría de ellas se sumó al
proyecto sin ni siquiera saber en lo que se embarcaba, confiando plenamente en
nosotras. ¡Gracias a todas y cada una por esa confianza ciega!

Y así fue como el salón de Mara se llenó una mañana de un miércoles lluvioso de junio con un grupo de mujeres que no se conocían entre sí pero que venían con muchas ganas de compartir. Nuestra idea inicial era centrar el tema en los inicios de los proyectos de emprendimiento, pero dejando que todo que fluyera de forma natural. Así fue como descubrimos que cada una tenía una historia digna de ser contada y que todas estábamos abiertas a recibirlas. Las dos horas que teníamos pautadas, se convirtieron en tres horas y media de historias de vida en las que las carreras profesionales se entremezclan con la conciliación familiar, las emociones y la superación de obstáculos.

Compartimos esta magia mujeres de muy diferentes perfiles profesionales (arquitecta, diseñadoras gráficas, escritoras, médico, empresarias, coach, diseñadora de moda, experta en redes sociales, funcionaria, economista, fotógrafa…) y personales (con hijos y sin hijos, solteras, casadas y divorciadas), pero con algo en común, las ganas de compartir experiencias y de aprender de las demás.

De allí surgieron historias tan hermosas y emocionantes como la de una mujer llena de luz, Mansha, que tras sufrir una trágica pérdida personal transformó su inmenso dolor en un bello libro, Vilomah, que cuenta el proceso de duelo y que le ha servido de terapia para seguir adelante en la vida y para descubrir su talento. Un claro ejemplo de resiliencia.

Vidas y carreras se entrelazaron y dieron pie a hablar de muchísimos temas. De lo difícil que es vencer la presión del entorno cuando quieres salirte de tu zona de confort y afrontar un cambio importante en tu vida. De lo importante que es estar conectada con lo que haces, ya sea trabajando por cuenta ajena como por cuenta propia. De las dificultades de la conciliación y como te cambian las prioridades cuando somos madres. De nuestras inquietudes de seguir creciendo profesionalmente a pesar de ser madres, pero sin dejar de estar presentes para nuestros hijos. De la necesidad de no quedarnos estancadas y seguir evolucionando. De la soledad y la incertidumbre del autónomo. De los riesgos que ha de correr un empresario. De ideas innovadoras. De lo importante que es contar con una red de apoyo y colaboración…

También apareció por allí el famoso síndrome del impostor, que sufrimos todos cuando iniciamos una nueva etapa profesional y nos atacan las inseguridades.

Fue una mañana emocionante, llena de descubrimientos, admiración, risas y lágrimas, en la que nos quedamos con ganas de interactuar, de conocernos mejor, de seguir compartiendo y aprendiendo de nuestras diferencias. Mara y yo recogemos el testigo y nos ponemos en marcha para propiciar un nuevo encuentro de mujeres que hablan, comparten, aprenden, se emocionan juntas, colaboran, crecen y tejen una red de apoyo de energía femenina.

Si quieres leer cómo vivió Mara este encuentro te invito a que no dejes de leer su post.

Y tu ¿te gusta compartir tu experiencia con otros? ¿te gusta nutrirte con las vivencias de otras personas? ¿te gustaría tejer una red de colaboración? ¡Me encantaría que compartieras tu experiencia para que sigamos aprendiendo juntos!

Gracias por haber llegado hasta aquí. Si te ha gusta este post, regálame un me gusta y si deseas seguir recibiendo mis publicaciones, subscríbete a mi lista y así no te perderás ninguna de mis novedades. ¡Prometo traer siempre un poco de inspiración y luz a tu buzón!

Y recuerda, ¡la vida es un viaje! Disfrutémosla cada día.

11 comentarios sobre “Mujeres que hablan

      1. Me parece una idea maravillosa y productiva, me gustaría apuntarme a esas reuniones enriquecedoras. Me ayudarían mucho, seguro, y aportaré todo lo que yo pueda. Si es posible cuenta conmigo. Me alegro muchísimo de haberte conocido Patri, haces que día a día tenga sentido para mí. TQM ♥️

        Me gusta

  1. Me parece una idea maravillosa y productiva, me gustaría apuntarme a esas reuniones enriquecedoras. Me ayudarían mucho, seguro, y aportaré todo lo que yo pueda. Si es posible cuenta conmigo. Me alegro muchísimo de haberte conocido Patri, haces que día a día tenga sentido para mí. TQM ♥️

    Me gusta

  2. Pingback: Con talento |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s